Cantera Galicia

Información del fútbol base gallego

Jorge Tato es inolvidable: como persona y también como futbolista

Jorge Tato

Simón Lamas, técnico del primer equipo del Racing Villalbés, fue su entrenador cuando él era juvenil de último año. El central David Vérez y el delantero Aitor Moreda, que también forman parte de la primera plantilla del club de A Magdalena, eran sus compañeros de vestuario en aquel conjunto que militaba en Liga Gallega. Cuatro años después de su fallecimiento, sigue de manifiesto que Jorge Tato es inolvidable: como persona y también como futbolista.

Simón Lamas: «Era un luxo para os adestradores porque en lugar de crealos, solucionaba problemas»

«Era un nove referencia, un dianteiro que se movía moi ben dentro da área, facía moi bos movementos curtos á espalda dos centrais alonxados, intuía moi ben as zonas de remate e tiña moi boa finalización a un toque», analiza Simón Lamas, su entrenador en el Racing Villalbés Juvenil. El actual técnico del primer equipo añade que «era moi bo no xogo directo, aguantaba moi ben o balón de costas, e era moi difícil anticiparlle porque utilizaba moi ben o corpo. Para o noso estilo de fútbol directo era un xogador ideal».

A nivel de vestuario, Simón resalta que «como compañeiro era un dez, un rapaz moi tímido que moitas veces pasaba desapercibido pero sempre tiña unha boa palabra para todos os compañeiros. Era un luxo para os adestradores porque en lugar de crealos, solucionaba problemas. Era entrañable, todos os compañeiros o querían».

El fútbol de Jorge pedía algo más que jugar en Liga Gallega Juvenil. «Comezaba a adestrar co primeiro equipo. Era xuvenil de último ano e fixera toda a pretemporada co primeiro equipo. Era o máximo goleador do Xuvenil e recordo que, durante tres xornadas seguidas, marcamos gol na primeira xogada do partido e el foi o autor deses tres goles. Sabía de memoria o que tiña que facer dentro do campo e era moi receptivo a todo o que se lle comentaba. Era moi tímido e introvertido pero moi querido por todos e, evidentemente, tamén polo adestrador. Foi un pau moi grande. O momento que vivimos tanto corpo técnico como xogadores fíxonos madurar moito e ver o deporte doutro xeito. Valorar todo moito máis e ser máis fortes para todos os retos deportivos e persoais que nos viñeron», declara Simón.


 

Vérez: «Era un ‘killer’; todo lo que le caía en el área iba para dentro»

David Vérez, central del Racing Villalbés de Tercera División, era compañero de Jorge Tato en el Juvenil de Liga Gallega. «Era un jugador que dominaba el juego directo, en el cual nos apoyábamos muy bien para salir desde atrás con balones largos. Favorecía mucho el estilo del equipo», explica.

Como punta, Vérez lo describe como «un delantero que dominaba el juego directo pero que, al mismo tiempo, se asociaba bien por abajo. Era un ‘killer’; todo lo que le caía en el área iba para dentro».

«Era un compañero de ’10’, entrenaba siempre al máximo nivel sin quejarse y animando a los compañeros. Mi relación con él siempre fue muy buena. Era una persona muy humilde con la que se podía hablar de todo», subraya el central del Villalbés.


 

Aitor Moreda: «Apoyaba a los compañeros y buscaba lo mejor para todos»

A Aitor Moreda le tocó la difícil papeleta de ser el delantero que jugaría en el sitio de Jorge Tato en el Juvenil del Villalbés. Antes de eso, Aitor, actual jugador del primer equipo del club chairego, compartió vestuario con Jorge unas semanas. «Futbolísticamente era un jugador ’10’: buen juego de espaldas, muy listo con balón y tenía uno de los dones más importantes en un delantero: gol. Estaba siempre donde tenía que estar y en el momento en el que tenía que estar».

Aitor recuerda que «en los entrenamientos era un jugador trabajador que solo pensaba en subir su nivel. Cuando yo era cadete e iba a entrenar con el Juvenil, Jorge fue de los primeros que me habló y bromeaba conmigo, haciéndome sentir muy a gusto en el grupo. Era una persona increíble».

«Siempre fue un chico que estuvo ahí para lo que se necesitaba dentro y fuera del campo, un jugador que apoyaba a los compañeros y buscaba lo mejor para todos», apunta el delantero del Villalbés.

A %d blogueros les gusta esto: