Cantera Galicia

Información del fútbol base gallego

José Manuel Abelenda: «Lo que más valoro es el compromiso y el esfuerzo que cada jugador muestra en todo lo que intentamos»

José Manuel Abelenda, entrenador del Bergantiños

El Bergantiños está en una situación delicada: es antepenúltimo y se encuentra a seis puntos de la permanencia a falta de diez jornadas para que termine la División de Honor. José Manuel Abelenda es el entrenador del Cadete A del club carballés, que valora «el compromiso y el esfuerzo» de sus futbolistas a pesar de los resultados.

Nota del equipo en lo que va de temporada.
Aunque no soy muy partidario de poner notas, creo que el grupo ha estado, en todo momento, a un buen nivel. En cada entrenamiento, los jugadores muestran lo mejor de cada uno. Lo que más valoro es el compromiso y el esfuerzo que cada uno muestra en todo lo que intentamos trabajar para sacar lo mejor tanto como grupo como de forma individual. Si solo nos basamos en los resultados tenemos un NM: necesitamos mejorar.

¿Es justa la clasificación?
Creo que, en muchos de los partidos, el resultado no fue todo lo justo que debería. Hemos pagado caro encajar goles en los últimos diez minutos de varios partido. Aún así, creo que hemos logrado cambiar esa dinámica tan negativa, en la cual llevábamos 12 empates.

¿En qué zona esperaba que estuviese el equipo a estas altura de la temporada?
Antes de empezar la pretemporada, seguramente la respuesta sería distinta. Sin embargo, teniendo en cuenta las dos bajas de última hora del grupo de jugadores que llegaba del Cadete B, el equipo quedó muy debilitado en la línea defensiva e hizo cambiar nuestro objetivo, que no era otro que el de pelear por no ocupar las plazas de descenso.

«Teniendo en cuenta las dos bajas de última hora del grupo de jugadores que llegaba del Cadete B, el equipo quedó muy debilitado en la línea defensiva e hizo cambiar nuestro objetivo»

¿El equipo ha mejorado más a nivel colectivo o individual?
Después de tanto tiempo sin ganar, dimos más importancia a los procesos formativos que a los resultados en sí y detectamos una mejora en el plano individual que ahora nos hace ser mejores colectivamente.

¿Cuál ha sido el jugador que más ha evolucionado?
Me ha sorprendido todo el equipo por la actitud y el compromiso ante esta situación a pesar de no lograr los resultados esperados. Hay jugadores que hacen un esfuerzo muy grande para entrenar tres días a la semana.

¿Cuál es el MVP de la temporada en el Bergantiños?
Igual que no soy de poner notas, tampoco de premios individuales. Creo que se lo merece todo el equipo porque en ningún momento dejó de creer, sin faltar a un entrenamiento y esforzándose al máximo cada día. Además, el premio sería para varios que tienen la capacidad de ser líderes silenciosos y de demostrar liderazgo en los momentos complicados que nos ha tocado vivir.

«Después de tanto tiempo sin ganar, dimos más importancia a los procesos formativos que a los resultados en sí y detectamos una mejora»

¿Ha conseguido que el equipo jugase a lo que pretendía antes de empezar la liga?
Nos costó adaptarnos a la categoría y a las bajas que sufrimos en pretemporada. El grupo venía de una temporada muy ‘cómoda’ en Liga Gallega Cadete y tardamos en identificar los aspectos en los que somos mejores. Ahora, el equipo juega a lo que más beneficia al grupo y en lo que somos más fuertes.

¿Con qué sistema rinde mejor su equipo?
Esta temporada utilizamos distintos sistemas, partiendo de la base que desde en el cuerpo técnico no creemos en sistemas cerrados y únicos. Tanto Diego Viaño como yo adaptamos el modelo de juego en función del rival y por las necesidades de nuestro equipo, sea por bajas de larga duración o por lo corta que es la plantilla. En realidad, no trabajamos con sistemas sino con conceptos para que el jugador esté preparado para adaptarse a los cambios. Si nos ceñimos a los dos últimos partidos, utilizamos un 1-4-4-2 que nos permitía una ocupación racional del terreno de juego, aunque tiene matices en función de los jugadores que estén en el campo y de otros factores.

¿Son importantes las jugadas a balón parado o son situaciones secundarias en el desarrollo de los partidos?
Para nosotros tienen mucha importancia desde la pretemporada, llegando a automatizar varias jugadas que nos han dado solo cuatro goles, pero en la cuales confiamos para sacar puntos. En fase defensiva, la mejora es buena llegando a recibir solo un gol en los últimos doce partidos. Desde la pretemporada estamos trabajando este tipo de jugadas tanto a nivel defensivo como ofensivo y creemos que ocupan un lugar importante tanto en las sesiones como en la preparación de los partidos.

«Me ha sorprendido todo el equipo por la actitud y el compromiso ante esta situación a pesar de no lograr los resultados esperados»

¿Qué valor tiene el rival en la preparación de un partido de liga?
Mucha. Solemos ver un mínimo de dos partidos de cada rival al que nos vamos a enfrentar para después realizar un trabajo de análisis lo más minucioso posible utilizando toda la información que creamos necesaria para luego adaptar el microciclo.

¿Cómo mantiene el contacto con sus futbolistas en la situación actual?
Estamos viviendo una situación atípica a raíz de la emergencia sanitaria mundial y somos conscientes de la necesidad de mantener el contacto con nuestros jugadores, no solo como futbolistas sino también como adolescentes que son. Todos los domingos les pasamos el trabajo diario condicional que deben realizar en sus casas durante la siguiente semana. En el plano deportivo, luego tanto Diego como yo intentamos mantener el contacto casi diario con ellos individualmente para interesarnos no solo por su estado físico, sino también por el anímico, que consideramos fundamental para sobrellevar esta situación.

¿Cuál ha sido el equipo de la liga que más le ha gustado?
Si me tengo que quedar con uno, diría el Deportivo. Es el equipo menos vulnerable de la liga y el que cuenta con más recursos a nivel ofensivo.

«El MVP sería para varios que tienen la capacidad de ser líderes silenciosos y de demostrar liderazgo en los momentos complicados que nos ha tocado vivir»

¿Cuál ha sido el mejor partido de su equipo esta temporada?
Ante el Val Miñor, que después del Deportivo y del Celta es uno de los equipos que mejor domina el fútbol combinativo en la liga. Creo que fue uno de los partidos más completos que hemos disputado. Aunque encajamos un gol en el último minuto, tuvimos la capacidad de minimizar al máximo las virtudes del rival. Destacamos en nuestra capacidad para generar acciones y dominar en campo rival, siendo contundentes en las dos áreas y llegando a tener el control del balón. De todos modos, podría destacar otros muchos partidos en los que el equipo estuvo muy bien en todos los conceptos.

¿De qué derrota de esta campaña ha aprendido más?
Del partido contra el Ural. Ese día fue un punto de inflexión para todos: para el equipo y el cuerpo técnico. Todos fuimos conscientes de lo que no debíamos ni podíamos hacer.

«No trabajamos con sistemas sino con conceptos para que el jugador esté preparado para adaptarse a los cambios»

¿En qué ha cambiado el fútbol base de la actualidad respecto al de hace diez años?
En todo. Desde la propia concepción del fútbol base hasta la formación de los entrenadores. Hoy por hoy, la mayoría de equipos, jugadores y entrenadores cuentan con más medios y herramientas para mejorar la formación de un jugador desde edades muy tempranas. Se ha mejorado considerablemente en las áreas de tecnificación y en la preparación de porteros, por ejemplo. Creo que nos queda aún mucho camino para mejorar en la formación de los jugadores en principios de juego y técnica individual por encima de los resultados.

¿Se entrena mejor la técnica en los campos de césped artificial o, como hace unos años, en los de tierra?
Creo que mejor en los de hierba artificial, puesto que la superficie se adapta mejor al trabajo de técnica individual.

«Solemos ver un mínimo de dos partidos de cada rival al que nos vamos a enfrentar para después realizar un trabajo de análisis lo más minucioso posible»

¿Formar e intentar ganar o ganar e intentar formar?
Lo ideal sería formar sin dejar de intentar ganar, pero no siempre se da esta idílica situación. Ser capaces de preparar al jugador para todo tipo de situaciones, no solo a nivel técnico-táctico sino también en el plano anímico y psicológico. Tenemos que ser capaces de trasladar a los jugadores técnicas para afrontar las derrotas, las victorias, las frustraciones.

¿Es un problema el espacio del que se dispone para realizar un entrenamiento?
Nos adaptamos sin problema. Nos quita un plus la posibilidad de no poder entrenar a campo entero, las dinámicas varían según el espacio disponible. Debemos adaptarnos tanto si disponemos de medio campo como de un cuarto. No siempre es fácil cuadrar horarios en un club con tantos equipos.

«Tenemos que ser capaces de trasladar a los jugadores técnicas para afrontar las derrotas, las victorias, las frustraciones»

¿Cree en las técnicas de motivación en el fútbol base o están reservadas para el fútbol amateur?
En todas las edades, en todas las ligas y en todos los equipos y clubs. Nunca está de más hacer refuerzo positivo tanto individual como en equipo, de lo bueno, lo regular y de las situaciones más malas. Una persona motivada dará siempre lo mejor de sí en todos los aspectos de la vida, pero no se deben aplicar las mismas técnicas de motivación a todos. Todo depende de la edad y de la propia personalidad de cada jugador. La misma receta no vale para todos.

¿Utiliza el soporte de vídeo con su equipo?
Sí, tanto para el análisis propio como para el del rival.

«Nos queda aún mucho camino para mejorar en la formación de los jugadores en principios de juego y técnica individual por encima de los resultados»

¿Cómo deben resolverse las competiciones profesionales y las no profesionales que se han suspendido por el COVID-19?
Dado la situación actual de emergencia sanitaria, lo que menos me preocupa es cómo se pueda resolver la competición. Ninguna opción sería realmente justa, pero lo que no veo factible sería jugar cada tres días para acabar en tiempo y forma.

EL TEST DEL MÍSTER 📝

  1. ¿Trabaja siempre el balón parado los viernes?
  2. ¿Música en el vestuario los días de partido?
  3. ¿Grito del grupo antes de empezar los encuentros?
  4. ¿Ropa de calle en el banquillo en los partidos?
  5. ¿Se queda en el vestuario durante el calentamiento?
  6. ¿Se dirige al árbitro durante los partidos?
  7. ¿Los suplentes calientan sin un entrenador/ayudante?
  8. ¿Se metes en el campo cuando da indicaciones?
  9. ¿Tiene una relación cercana con los padres de los jugadores?
  10. ¿Ha hecho algún entrenamiento sin balones?



A %d blogueros les gusta esto: