Cantera Galicia

Información del fútbol base gallego

Miguel Corral: “Cada vez hay más medios y mejor formación, pero se trabaja peor en la base”

P.G.F./dxt campeón

Asumió uno de los retos más complicados de la temporada en el grupo 1 de la División de Honor Juvenil. Miguel Corral aceptó el desafío de entrenar a un equipo que acaba de hacer un milagro. El Ural consiguió un histórico cuarto puesto con Diego Armando García a los mandos. Miguel supo cambiar el rumbo a tiempo e hizo que su equipo le tomase el pulso a la categoría.

Nota del equipo en lo que va de temporada.
Aunque estábamos atravesando un pequeño bache, creo que la temporada es notable. Le doy un 8 a mi equipo.

¿Es justa la clasificación?
Creo que tenemos los puntos que merecemos. Quizá en algún partido no nos acompaño la suerte pero, por ejemplo, el partido contra el Marina Sport no merecimos ganar y sacamos los tres puntos. Como se suele decir, las ligas te acaban poniendo en tu sitio.

«Contra el Marina Sport no merecimos ganar y sacamos los tres puntos; como se suele decir, las ligas te acaban poniendo en tu sitio»

¿En qué zona esperaba que estuviese el equipo a estas altura de la temporada?
Si tuviese que responder esta pregunta en julio, diría que peleando por salir de la zona roja. A día de hoy y viendo a todos los rivales, en la mitad baja sería nuestro lugar.

¿El equipo ha mejorado más a nivel colectivo o individual?
Creo que una cosa implica la otra. No se pueden separar. Nos hemos centrado mucho en la táctica colectiva, en que el equipo manejase bien los momentos del juego, que fuésemos un equipo reconocible y lo conseguimos. Esto supuso una mejora individual importante para el jugador en cuanto a una cultura táctica de la que carecían. A partir de ahí hemos tratado de potenciar la táctica individual con aspectos más micro del juego. Tanto los lunes como los martes nos centramos en el trabajo individual por puestos y en tareas micro para que el jugador sepa perfilarse, reconocer un tercer hombre, un hombre libre… También nos centramos mucho a nivel individual en la técnica defensiva, en la que sí notamos muchas carencias: despejes, interceptaciones… Poco a poco se nota una mejora.

¿Cuál ha sido el jugador que más ha evolucionado?
Estoy muy contento con la progresión de todos, pero creo que el que más ha crecido ha sido Joaquin, un jugador todoterreno, ‘top’ para equipos de transiciones rápidas y juego directo.

¿Cuál es el MVP de la temporada en el Ural?
El trofeo sería para el colectivo, para los 18 de la plantilla. Su crecimiento ha sido brutal y es mérito de ellos porque entrenan genial. Tenemos tres-cuatro futbolistas preparados para jugar en Tercera.

¿Ha conseguido que el equipo jugase a lo que pretendía antes de empezar la liga?
Siempre les digo a los jugadores que en pretemporada no entrenamos, ‘desentrenamos’ y fue culpa mía. Trabajamos un sistema 1-4-3-3 y un modelo de juego basado en asociaciones cortas y en la jornada 5 nos dimos cuenta que nos descendería. Yo no conocía la liga y me parecía la manera, pero me equivoqué. Llegó un momento en el que, analizando y hablando con los jugadores, pasamos a trabajar de forma mucho más sencilla. Pasamos a jugar con un sistema 1-5-3-2 y tratamos de simplificar y ser efectivos: saber qué queríamos hacer cuando tuviésemos el balón y estar organizados, cómo atacar, qué queríamos hacer cuando perdiésemos el balón, robar cerca o juntarnos, cuando lo recuperásemos y el rival estuviese desorganizado, contraatacar o hacer ataque organizado… Fuimos creciendo mucho y, a base de trabajo y buenos resultados, los jugadores creyeron en la idea. Lo fundamental es que los jugadores crean en lo que le transmites. Llegados a este punto, los jugadores y yo hemos conseguido jugar de la forma que creemos que es la más efectiva en esta competición.

“Siempre les digo a los jugadores que en pretemporada no entrenamos, ‘desentrenamos’ y fue culpa mía; no conocía la liga y me equivoqué”

¿Con qué sistema rinde mejor su equipo?
Nuestro sistema base es el 1-5-3-2 con variantes en ataque a 1-3-5-2 y en defensa a 1-5-4-1. Es un sistema que puede generar muchos desequilibrios a nivel defensivo, sobre todo en los pasillos laterales puede generar ventajas. Permite, en ataque, una buena distribución de las alturas, permite profundizar por fuera con los carrileros, Cargar el área con los puntas y la segunda línea en situaciones centro-remate y, frente a defensas de cuatro, te la juegas en duelos 2×2 puntas contra centrales. Rendimos bien con este sistema porque los jugadores se adaptan: tenemos carrileros profundos y puntas de pie y espacio. Creo que la clave en este sistema es que los centrales exteriores sean como laterales que pueden saltar a presionar a zonas de fuera sin miedo cuando el carrilero está muy alto. Con centrales rígidos habría más problemas.

¿Son importantes las jugadas a balón parado o son situaciones secundarias en el desarrollo de los partidos?
Le damos mucha importancia y las trabajamos. Son una parte fundamental. Juan, el preparador físico, es quién se encarga de trabajarlas.

¿Qué valor tiene el rival en la preparación de un partido de liga?
En nuestra semana, a partir del jueves, nos centramos en la estrategia operativa de partido y trabajamos un 80% en función del rival. Primero sobre vídeos y después en el campo. Vemos cuáles son los puntos fuertes, los puntos débiles del rival, sus jugadores referencia y su balón parado.

«La clave defensiva en el 1-5-3-2 es que los centrales exteriores pueden saltar a presionar a zonas laterales sin miedo»

¿Cómo mantiene el contacto con su futbolistas en la situación actual?
Mantenemos contacto casi a diario por Whatsapp. Les enviamos un plan de trabajo de fuerza y un trabajo preventivo.

¿Cuál ha sido el equipo de la liga que más le ha gustado?
El equipo de las canteras profesionales que más me gusta es el Celta. Está por encima del nivel de la liga y más aún con Iker Losada y Lautaro. Manejan muchos registros, no son planos, son ganadores, muy competitivos y varían en función del rival buscando sus debilidades. Jorge Cuesta, su entrenador, es ‘top’. Tiene muchos conocimientos y es un buen tipo. De los mortales, el equipo que más me gusta es el Bansander. Tiene jugadores de nivel alto como Bustillo y una propuesta de juego muy vistosa.

¿Cuál ha sido el mejor partido de su equipo esta temporada?
El mejor partido que hicimos fue en Mareo ante el Sporting. Allí solo puntuaron el Celta y el Ural . Ese día hicimos una presión alta con una defensa hombre a hombre. Con el paso de las jornadas aprendí que si te metes atrás en esos campos, el partido se te hace muy largo y, cuando recuperas el balón, estás a muchos metros para hacer contraataques efectivos. Esos equipos presionan muy fuerte y toca defender otra vez. En cambio, aún pudiendo perder igual, si vas a buscarlos, tiene a arriesgar y, si robas, la portería esta cerca y puedes generarles dudas porque no están acostumbrados a que en su casa les planteen eso.

«En nuestra semana, a partir del jueves, nos centramos en la estrategia operativa del partido y trabajamos un 80% en función del rival»

¿De qué derrota de esta campaña ha aprendido más?
Sin duda, de la primera jornada en Ferrol. Ese día encajamos cuatro goles, nos pasaron por encima y vimos que el camino no era ese.

¿En qué ha cambiado el fútbol base de la actualidad respecto al de hace diez años?
Es una pregunta que es difícil de contestar sin meterse en charcos. Cada vez hay más medios y mejor formación, pero se trabaja peor en el fútbol base. Creo que en la base lo principal es el jugador: trabajar con él aspectos micro, los principios del juego y la técnica individual para que cuando lleguen al último escalón, que es División de Honor, nos aprovechemos de esa base que traen para trabajar y no empezar de cero. A veces, y yo el primero que lo hice, solo queremos ganar para que nos den un mejor equipo la siguiente temporada.

¿Se entrena mejor la técnica en los campos de césped artificial o, como hace unos años, en los de tierra?
Desde mi punto de vista, en artificial pero creo cada vez se trabaja menos en la base. Se ha pasado a tareas tácticas sin antes trabajar la técnica individual: tipos de controles, conducciones… Limitamos la creatividad y el talento con ciertas tareas.

«El Celta está por encima del nivel de la liga; maneja muchos registros, no es un equipo plano, es muy competitivo»

¿Formar e intentar ganar o ganar e intentar formar?
No tienen que ir separados formar y competir. En las primeras edades hay centrarse más en el jugador, en formarlo. En las siguientes etapas hay introduciendo al jugador al sistema, a la táctica. En el último escalón, que es la División de Honor, tenemos que formarlos para la competición y para lo que se van a encontrar cuando ya no sean juveniles.

¿Es un problema el espacio para realizar un entrenamiento o se adapta a cualquier espacio?
En División de Honor me gustaría tener todo el campo y entrenar a las cinco de la tarde, pero la realidad es que entrenamos a medio campo porque hay limitaciones. Aún así, nos adaptamos, el club nos pone todos sus medios a nuestra disposición y es de agradecer. Siempre que jugamos los domingo, entrenamos los sábados por la mañana y es el único día que tenemos todo el campo.

«He aprendido que si te metes atrás en los campos de los primeros clasificados, los partidos se te hacen muy largos»

¿Cree en las técnicas de motivación en el fútbol base o están reservadas para el fútbol amateur?
Creo mucho en la motivación y en el liderazgo por parte del entrenador.

¿Utiliza el soporte de vídeo con su equipo?
En División de Honor hay una plataforma que tienen los clubes que se llama inStat y en la que están todos los vídeos de los partidos, estadísticas de jugadores y equipos. Lo utilizamos los lunes, vemos nuestro partido y lo cortamos. Si vemos algo que creemos que hay que mostrar a los jugadores, se lo enseñamos el martes. Los miércoles, entre Juan y yo, vemos los cuatro últimos partidos del rival, hacemos cortes y los jueves, antes de empezar, ponemos algo muy breve, sin saturar mucho.

«Se hacen entrenamientos tácticos en la base sin antes trabajar la técnica individual; limitamos la creatividad y el talento con ciertas tareas»

¿Cómo deben resolverse las competiciones profesionales y las no profesionales que se han suspendido por el Covid-19?
Creo que tratarán de acabar Primera y Segunda división como sea pero veo difícil el resto de competiciones. En la nuestra quedan cinco partidos y yo creo que se puede acabar en un mes.

EL TEST DEL MÍSTER 📝

  1. ¿Trabaja siempre el balón parado los viernes?
  2. ¿Música en el vestuario los días de partido?
  3. ¿Grito del grupo antes de empezar los encuentros?
  4. ¿Ropa de calle en el banquillo en los partidos?
  5. ¿Se queda en el vestuario durante el calentamiento?
  6. ¿Se dirige al árbitro durante los partidos?
  7. ¿Los suplentes calientan sin un entrenador/ayudante?
  8. ¿Se metes en el campo cuando da indicaciones?
  9. ¿Tiene una relación cercana con los padres de los jugadores?
  10. ¿Ha hecho algún entrenamiento sin balones?
A %d blogueros les gusta esto: